Aprende cómo entrenar a tu perro con estos trucos fáciles y detallados

¿Alguna vez has querido enseñarle a tu perro algunos trucos divertidos, pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, en este artículo te mostraremos algunos trucos fáciles que puedes enseñar a tu perro paso a paso. Estos trucos no solo son divertidos para ti y tu perro, sino que también pueden ayudar a mejorar la comunicación y la relación entre ambos.

1. Sentado

El truco de sentado es uno de los trucos más básicos y fáciles que puedes enseñar a tu perro. Para empezar, sostén una golosina en tu mano y colócala sobre la nariz de tu perro. Luego, levanta la mano lentamente hacia arriba mientras que dices «siéntate». Este movimiento naturalmente hará que tu perro se siente. Una vez que esté sentado, dale la golosina y felicítalo con caricias y palabras amables.

2. Dar la pata

Otro truco fácil que puedes enseñar a tu perro es dar la pata. Para enseñarle este truco, siéntate frente a tu perro y sosten una golosina en tu mano. Luego, di «dame la pata» y levanta lentamente la pata del perro con tu mano libre. Dale la golosina y felicítalo con caricias y palabras amables. Repite este proceso varias veces hasta que el perro asimile el truco.

3. Rodar

El truco de rodar es un poco más avanzado, pero aún así es fácil de enseñar. Para empezar, haz que tu perro se tumbe en el suelo. Luego, sostén una golosina en tu mano y colócala contra el hombro del perro. Luego, haz que tu perro siga la golosina con su nariz mientras la llevas hasta su otro hombro. Esto debería hacer que el perro ruede sobre su espalda. Dale la golosina y felicítalo con caricias y palabras amables.

4. Buscar

El truco de buscar es perfecto para perros activos y enérgicos. Para empezar, tira una pelota o algún juguete que le guste a tu perro. Luego, di «ve a buscar» y haz que el perro traiga el objeto de vuelta a ti. Una vez que el perro haya traído el objeto de vuelta, dale una golosina y felicítalo con caricias y palabras amables. Repite este proceso varias veces hasta que tu perro asocie la frase «ve a buscar» con el acto de traerte un objeto.

5. Girar

El truco de girar es uno de los trucos más divertidos que puedes enseñar a tu perro. Para empezar, haz que tu perro se siente frente a ti. Luego, sostén una golosina en tu mano y haz que tu perro la siga mientras la llevas en un círculo alrededor de su cabeza. Esto debería hacer que el perro gire en un círculo completo. Dale la golosina y felicítalo con caricias y palabras amables.

6. Venga

El truco de venir cuando se le llama puede ser muy útil en situaciones de emergencia o cuando estás paseando a tu perro en un lugar público. Para enseñarle este truco, llama a tu perro por su nombre y di «venga». Cuando el perro se acerca a ti, dale una golosina y felicítalo con caricias y palabras amables. Repite esto varias veces y asegúrate de felicitar al perro cada vez que obedezca.

7. Quieto

El truco de «quieto» es útil para enseñarle a tu perro a quedarse tranquilo en un lugar específico. Para empezar, haz que tu perro se siente frente a ti. Luego, di «quieto» y da un paso atrás. Si tu perro se mueve, repítelo y detente de nuevo hasta que el perro se quede quieto. Dale una golosina y felicítalo con caricias y palabras amables.

8. Espineta

El truco de la espina dorsal es un truco divertido y sorprendente que puedes enseñar a tu perro. Para empezar, haz que tu perro se tumbe en el suelo. Luego, sostén una golosina en tu mano y colócala en frente de la nariz del perro. Luego, muévela lentamente hacia afuera de su cuerpo y hacia arriba en un arco. Esto debería hacer que el perro arquee su espina dorsal. Dale la golosina y felicítalo con caricias y palabras amables.

9. Salta

El truco de saltar puede ser divertido y útil para los perros más activos. Para enseñarle este truco, sostén una golosina sobre la cabeza del perro y di «salta». Cuando el perro salte, dale la golosina y felicítalo con caricias y palabras amables. Repite este proceso varias veces y asegúrate de felicitar al perro cada vez que obedezca.

10. Abrazo

El truco de abrazo es un truco más avanzado pero muy sorprendente. Para empezar, haz que tu perro se siente frente a ti. Luego, sostén una golosina en tu mano y colócala detrás de tu espalda. Haz que el perro te abrace mientras sacas la golosina de detrás de tu espalda y se la das. Dale la golosina y felicítalo con caricias y palabras amables. Asegúrate de practicar este truco en un lugar seguro y cómodo para el perro.

Nota final

enseñar trucos a tu perro puede ser una actividad divertida y gratificante tanto para ti como para tu perro. Los trucos que hemos mencionado son fáciles de enseñar y puedes ir avanzando poco a poco hasta llegar a los más complejos. Recuerda ser paciente y positivo al enseñar trucos a tu perro. Con un poco de práctica y perseverancia, tu perro será un maestro de los trucos en muy poco tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *