Causas, síntomas y tratamiento de la sordera en perros

La sordera en perros es un problema de salud frecuente que afecta a una gran cantidad de razas caninas. Si bien esta afección puede ser hereditaria, también puede ser adquirida debido a varios factores. Es importante conocer las causas, síntomas y tratamiento de la sordera en perros para poder brindarles cuidados adecuados y mejorar su calidad de vida.

Causas de la sordera en perros

Una de las principales causas de la sordera en perros es la genética. Hay varias razas caninas que son propensas a la sordera congénita, incluyendo el American Bulldog, el Dálmata, el Pastor Australiano y el Cocker Spaniel. En estos perros, la sordera es causada por mutaciones genéticas que afectan la capacidad del sistema auditivo para funcionar correctamente.

Otra causa común de la sordera en perros es la exposición a ruidos fuertes. Los perros que viven en áreas con mucho tráfico, cerca de lugares de construcción o que son expuestos a música muy fuerte pueden sufrir daño en el oído interno, lo que puede causar sordera parcial o total. Además, algunos medicamentos y tratamientos médicos pueden tener como efecto secundario la pérdida de audición.

Síntomas de la sordera en perros

Como los perros no pueden comunicarse verbalmente, es importante prestar atención a ciertos signos y síntomas que pueden indicar que nuestro perro tiene problemas de audición. Algunas señales de sordera en perros incluyen:

Averigua cuándo desparasitar a tu gato y manténlo sano
  • No responden a sonidos cotidianos como las llaves del coche, la voz del dueño o el timbre.
  • Se sobresaltan fácilmente si son tocados desde detrás o en el costado.
  • Bloquean oídos como si tuvieran picazón o molestia en ellos.
  • Ladran o gruñen en exceso.
  • No se despiertan cuando se acercan a ellos.

Diagnóstico de la sordera en perros

Si notamos alguno de los síntomas mencionados anteriormente, es importante llevar a nuestro perro al veterinario. El veterinario realizará un examen físico para descartar cualquier problema físico con el oído y realizará pruebas de audición para determinar si el perro es sordo, y en qué grado. El examen de audición implica la emisión de sonidos de diferentes frecuencias para ver si el perro puede oírlos y dónde se ubica la sordera.

Tratamiento de la sordera en perros

Es importante saber que la sordera en perros no tiene cura. Dependiendo del grado de sordera, algunos perros pueden todavía percibir sonidos, por lo que pueden aprender a responder a ciertas señales visuales o táctiles. Si la sordera es total, el entrenamiento de nuestros perros para responder a señales visuales es la única opción.

Es importante tener paciencia al entrenar a un perro sordo, y utilizar señales visuales. Esto también significa que siempre debemos tener contacto visual con nuestros perros en caso de que necesiten algo de nosotros, y utilizar un collar que les permita ser identificados en caso de que escapen o se pierdan.

Medidas preventivas

Para prevenir la sordera en perros, debemos evitar exponerlos a ruidos fuertes durante períodos prolongados de tiempo. Además, cuando sacamos a nuestros perros de paseo, debemos mantenerlos alejados de los vehículos de motor ruidosos y de las zonas de construcción donde el ruido es elevado.

También es importante adquirir perros de criadores con buena reputación. En el caso de las razas que son propensas a la sordera genética, debemos asegurarnos de que los criadores realizan pruebas genéticas para identificar perros portadores antes de reproducirse, para disminuir la probabilidad de que se produzca la sordera en la descendencia.

Nota final

la sordera en perros es una afección común que puede ser heredada genéticamente o adquirida debido a exposición a ruidos fuertes. Detectar a tiempo la sordera en nuestros perros es fundamental para brindarles cuidados adecuados. Si notamos algún signo de sordera, es importante llevar a nuestro perro al veterinario para un diagnóstico preciso y para determinar el mejor método de entrenamiento para nuestro perro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *