Aprende a hacer que tu perro venga al llamado de inmediato

Si tienes un perro, es probable que hayas pasado por la frustrante experiencia de llamarlo y ver cómo simplemente te ignora y sigue haciendo lo que estaba haciendo. Esto puede ser especialmente preocupante si necesitas que tu perro acuda a ti en situaciones de peligro o si simplemente quieres disfrutar de un paseo relajado con tu mascota sin tener que perseguirla. En este artículo, te explicaremos las posibles razones por las que tu perro no viene cuando le llamas y cómo puedes solucionar este problema.

Falta de entrenamiento

Una de las razones más comunes por las que los perros no responden al llamado es porque no han sido entrenados adecuadamente. Muchos dueños de perros tienden a pensar que sus mascotas deberían saber cómo comportarse sin necesidad de entrenamiento, pero esto es un error. Los perros necesitan ser educados y entrenados para entender qué se espera de ellos. Si tu perro no ha recibido ningún tipo de entrenamiento en cuanto a órdenes básicas como «siéntate» o «ven aquí», es probable que no sepa qué hacer cuando lo llamas.

Para solucionar esto, lo ideal es empezar con el entrenamiento básico de obediencia. Puedes buscar un curso de entrenamiento de perros en tu área, o si prefieres hacerlo por ti mismo, hay muchos recursos en línea que pueden guiarte en el proceso. En cualquier caso, recuerda que el entrenamiento debe ser constante y coherente para que tu perro internalice las órdenes.

Distracciones

Otra razón común por la que los perros no responden al llamado es porque están distraídos. Los perros tienen un sentido del olfato muy desarrollado, por lo que pueden ser fácilmente distraídos por olores interesantes. También pueden ser distraídos por otros animales o personas en el entorno.

Para solucionar esto, es importante elegir un lugar apropiado para el entrenamiento y tratar de eliminar cualquier distracción posible. No trates de entrenar a tu perro en un lugar lleno de estímulos externos, como un parque lleno de otros perros. En su lugar, elige un lugar tranquilo donde tu perro pueda concentrarse y prestar atención a tus órdenes.

Miedo o ansiedad

Los perros también pueden no responder al llamado si están experimentando miedo o ansiedad. Esto puede deberse a un evento traumático en el pasado, como una experiencia negativa con otro perro, o simplemente una predisposición genética a la ansiedad.

Para solucionar esto, es importante trabajar en la confianza de tu perro y hacer que se sienta seguro. Puedes hacer esto a través del refuerzo positivo y el cariño, así como también evitando situaciones estresantes o que puedan desencadenar miedo o ansiedad en tu mascota.

Salud del perro

Finalmente, otra razón por la que los perros pueden no responder al llamado es porque están experimentando algún tipo de dolor o molestia física. Esto puede deberse a una enfermedad o lesión, o simplemente a la vejez.

Para solucionar esto, es importante llevar a tu perro al veterinario para un chequeo de rutina y descartar cualquier problema de salud. Si tu perro tiene algún tipo de dolor o molestia, el veterinario podrá recetarle algún medicamento o tratamiento para aliviar el dolor y mejorar su bienestar.

Nota final

si tu perro no viene cuando le llamas, no te rindas. Hay muchas razones por las que esto puede estar sucediendo, pero todas ellas tienen solución. Trata de identificar la causa subyacente y aborda el problema con un enfoque de refuerzo positivo y consistencia en el entrenamiento. Con paciencia y dedicación, puedes enseñarle a tu perro a acudir a ti cuando lo llames, lo que hará que tu relación con tu mascota sea aún más especial.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *