Opiliones: características y ejemplos de estas arañas patonas

Las arañas patonas, también conocidas como Opiliones, son una familia de arácnidos que se caracterizan por tener un cuerpo ovalado, patas largas y una cabeza visible. Estos artrópodos son comunes en todo el mundo, y se encuentran en una variedad de ambientes, desde los bosques tropicales hasta los desiertos áridos. En este artículo, exploraremos la definición, características y ejemplos más comunes de los Opiliones.

Definición de los Opiliones

Los Opiliones son una orden de arácnidos que se caracterizan por tener un cuerpo ovalado, patas largas y una cabeza visible. A diferencia de otras arañas, los Opiliones no tienen cintura, por lo que su cuerpo y cabeza parecen estar unidos. Estos arácnidos son comunmente conocidos como arañas patonas debido a la forma de sus patas. Cabe destacar que a pesar de tener un aspecto similar y de pertenecer al mismo grupo taxonómico, los Opiliones no son arañas como tales

Características físicas de los Opiliones

En términos generales, los Opiliones tienen un cuerpo ovalado y patas muy largas en comparación con su tamaño. Las patas de los Opiliones son largas y delgadas, y están cubiertas de pelos y espinas. Además, estos arácnidos tienen ocho ojos dispuestos en dos filas, a diferencia de las arañas que tienen 6 ojos. La mayoría de las especies de Opiliones no tienen glándulas venenosas, por lo que no son venenosos ni peligrosos para los humanos.

A pesar de que los Opiliones tienen una apariencia similar a la de las arañas, son más cercanos a los escorpiones filogenéticamente hablando. Estos arácnidos se diferencian de las arañas por la falta de una cintura y por tener un solo cuerpo segmentado en lugar de dos segmentos diferenciados (cefalotórax y abdomen) como las arañas.

5 razones por las que los perros huelen todo en la calle

Ecología y hábitat de los Opiliones

Los Opiliones se encuentran en todo el mundo, tanto en climas cálidos como en climas fríos. Estos arácnidos prefieren vivir en ambientes húmedos como bosques tropicales y subtropicales, pero también pueden encontrarse en desiertos, selvas, zonas costeras y en las cercanías de cuerpos de agua, como ríos y lagos.

En cuanto a su alimentación, la dieta de los Opiliones suele consistir de pequeños insectos, arañas y otras presas similares. A diferencia de la mayoría de las arañas, los Opiliones no producen veneno y no son capaces de inyectar veneno en sus presas. En su lugar, ellos atrapan a sus presas con sus patas largas y las mastican con piezas bucales muy pequeñas y delicadas.

Ejemplos comunes de Opiliones

Se han identificado alrededor de 6.500 especies de Opiliones, muchas de las cuales son únicas en su apariencia y comportamiento. Algunos ejemplos comunes de arañas patonas incluyen:

  • Phalangium opilio: Esta especie de Opiliones es endémica de todo el mundo y se puede encontrar en bosques y praderas. Son conocidos por su delicadeza, patas largas y movimientos sigilosos.
  • Mitopus morio: Estos Opiliones son comunes en Europa y América del Norte y se encuentran en bosques y en las cercanías de ríos y lagos. Son conocidos por su aspecto elegante y su patrón de coloración distinctivo en el abdomen.
  • Hadrobunus grandis: Esta especie de Opiliones se encuentra en América del Norte y es conocida por su tamaño grande, llegando a medir más de un centímetro.
  • Crosbycus intermedius: Es una especie endémica del oeste de Norteamérica. Es un Opiliones muy pequeño que se alimenta principalmente de ácaros e insectos diminutos.
  • Nelima goeldii: Este tipo de Opiliones es común en América del Sur y vive en la corteza de los árboles en selvas tropicales. Es conocido por su habilidad para esconderse y evitar a los depredadores gracias a su habilidad para asumir el color y textura del substrato donde se encuentran, lo que los hace casi indetectables a simple vista.

Nota final

los Opiliones o arañas patonas son una familia de artrópodos comunes y ampliamente distribuidos en todo el mundo. Aunque su apariencia se asemeja a la de las arañas, estos artrópodos se diferencian por no tener una cintura visible y no poseer glándulas venenosas. Las patas largas y delgadas son otra de sus distintivas características. Los Opiliones son muy importantes en los ecosistemas debido a su papel como depredadores y a su contribución a la cadena alimentaria. Además, son muy interesantes por su variedad de especies únicas y por su singular comportamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *