Conoce los animales más peligrosos que habitan en España

En España, existen diferentes especies de animales, algunos de ellos pueden ser extremadamente peligrosos para los humanos. Algunas de estas especies pueden ser conocidas por la población, mientras que otras pueden pasar más desapercibidas. En este artículo, hablaremos de los animales más peligrosos de España.

1. La serpiente ibérica

La serpiente ibérica (vipera latastei) es una especie venenosa que habita en la Península Ibérica y puede encontrarse en varios lugares del país. Esta serpiente es fácilmente reconocible por su imagen, ya que sus escamas son de un color marrón rojizo que puede presentar manchas oscuras.

El veneno de la serpiente ibérica no suele ser mortal para los humanos, pero puede causar hinchazón, dolor, y en ocasiones, desmayos. La mordedura de esta serpiente se produce en un gran número de ocasiones cuando alguien pisa al animal sin haberlo visto, por lo que es importante prestar atención durante caminatas y excursiones por el campo.

2. La garrapata

Las garrapatas son unos minúsculos butadores de sangre que pueden transmitir enfermedades graves a los humanos. En España, la especie más común es la garrapata elaeodoea, considerada la más peligrosa. Estos parásitos son más activos en ambientes húmedos y calurosos, y suelen habitar entre la vegetación baja de los bosques y praderas, por lo que pueden infectar fácilmente a personas que vayan a hacer excursiones por la montaña.

Las picaduras de las garrapatas pueden transmitir la enfermedad de Lyme, una afección causada por una bacteria y que puede provocar erupciones cutáneas, dolor de cabeza e incluso problemas en el sistema nervioso central. Para prevenir las picaduras de garrapatas, es importante usar repelente de insectos y revisar el cuerpo en cuanto se regrese del campo o se termine la excursión.

3. El escorpión común

El scorpion común (euroscopius balearicus) es una especie venenosa que se encuentra en las Islas Baleares y algunas partes de la Península Ibérica. Su tamaño varía entre los 8 y los 10 centímetros. Es fácilmente reconocible por su color marrón rojizo.

El veneno del escorpión común es suficiente para causar trastornos en personas sensibles o alérgicas, y en caso de mordedura, puede ser mortal. A pesar de esto, las mordeduras de escorpiones son raras, ya que huyen ante la presencia humana.

4. La medusa luminiscente

La medusa luminiscente, o medusa barril, es una especie que se encuentra en aguas españolas y que suele causar graves problemas a los humanos. Su forma es redondeada y puede presentar diferentes tonalidades de color entre el rosado y el azulado.

La mayoría de las veces, las picaduras de la medusa barril producen dolor, hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada. En algunos casos, estos síntomas pueden ser más graves y provocar reacciones alérgicas o problemas respiratorios. Para prevenir las picaduras de esta medusa, se recomienda evitar bañarse en aguas en las que haya sido avistada.

5. El jabalí

El jabalí es una especie que habita en los bosques y campos españoles. A pesar de no ser un animal venenoso, es considerado peligroso para los humanos debido a su fuerza física y a su agresividad. En España, cada vez son más comunes los incidentes con estas especies que pueden ocasionar grave daño.

Los jabalíes pueden pesar hasta 150 kilos y cuentan con largos y afilados colmillos. En caso de encontrarse con un jabalí en el campo, es importante mantener la distancia y no intentar acercarse a él. También se debe tener en cuenta que son animales territoriales y que pueden ser agresivos si sienten que su espacio está siendo invadido.

6. El alacrán

El alacrán es una especie venenosa que habita en las regiones secas de España. Los más frecuentes son el Alacrán negro y el Alacrán dorado. Sus picaduras, si bien no suelen ser mortales, pueden ser muy dolorosas e incluso graves en caso de infestación.

El alacrán suele habitar entre rocas y canteras, y su travesía puede desembocar en la picadura si el reptil se siente molestado. A pesar de no ser una especie que ocasione mayores conflictos, es importante mantenerse alerta en caso de encontrarse con uno, y tener cuidado alrededor de las rocas.

7. La araña de patas amarillas

La araña de patas amarillas es una especie venenosa que se encuentra en las zonas cálidas y secas de España. Es fácilmente reconocible por su color, que la distingue perfectamente del resto de especies cambiantes.

El veneno de esta araña puede causar vómitos, fiebre y dolor en las articulaciones. Sin embargo, las mordeduras de la araña de patas amarillas son muy poco comunes, ya que suelen huir ante la presencia humana.

8. El avispón asiático

El avispón asiático es una especie invasora relativamente nueva que ha llegado a España en los últimos años. Son muy grandes y extremadamente venenosos, por lo que pueden causar problemas graves en caso de picadura.

Los avispones asiáticos suelen construir nidos en los árboles, y pueden volverse agresivos si su espacio es invadido. Además, esta especie se alimenta de insectos y abejas, y su presencia puede ser perjudicial para la fauna local.

9. La víbora de la muerte

La víbora de la muerte (vipera ammodytes) es una especie muy venenosa que se encuentra en algunas zonas de la Península Ibérica. Es fácilmente reconocible por su piel verde y marrón moteada.

El veneno de esta víbora puede causar graves trastornos en los humanos, y en ocasiones, puede ser mortal si no se trata a tiempo. La mordedura de la víbora de la muerte se produce cuando alguien pisa accidentalmente al animal, por lo que es importante prestar atención mientras se camina por el campo.

10. El jabalí

El lobo ibérico es otra especie que habita en las zonas montañosas de España, aunque en los últimos años, su población ha disminuido significativamente. Son animales que pueden medir hasta un metro de longitud, y se alimentan principalmente de animales y cadáveres dejados por otros cazadores.

A pesar de que los lobos no suelen acercarse a los humanos, es importante prestar atención y evitar encontrarse con ellos en el campo, sobre todo si se camina por la noche o en zonas aisladas. En caso de encontrarse con lobos, se recomienda hacer ruido o tratar de alejarse de ellos lo antes posible.

Nota final

Es importante prestar atención a las especies animales que se pueden encontrar en España, y en caso de hacer excursiones por el campo, tratar de evitar encontrarse con animales peligrosos. Conociendo los animales más peligrosos de España y sus comportamientos, se puede disfrutar de la naturaleza sin poner en riesgo nuestra seguridad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *