Todo lo que debes saber sobre el lebrel escocés o deerhound

El lebrel escocés, también conocido como deerhound, es una raza de perro antigua que se originó en Escocia. Esta raza se ha utilizado históricamente para cazar ciervos y otros animales grandes. Aunque no es muy conocido fuera de Escocia, el deerhound es un perro elegante y noble que puede ser un compañero maravilloso en el hogar.

Origen e historia del lebrel escocés

El deerhound se originó en Escocia hace varios siglos. La raza fue desarrollada por los clanes de las Tierras Altas de Escocia para cazar ciervos y otros animales grandes, una práctica que estaba reservada para la nobleza. El deerhound fue criado específicamente para perseguir a los ciervos y aguantar su carga, lo que requiere un perro grande y resistente.

La raza es conocida por ser la favorita de los clanes escoceses MacLean y MacLeod, quienes criaban y cazaban con ellos exclusivamente. El deerhound era tan valorado que se pensaba que traería buena suerte a la casa.

En el siglo XIX, el deerhound comenzó a ser visto fuera de Escocia, especialmente en Inglaterra, donde se volvió popular entre la nobleza. Los primeros registros de la raza en los Estados Unidos datan de la década de 1850.

Conoce la raza de perro pastor del sur de Rusia: historia y características

Descripción física del lebrel escocés

El lebrel escocés es un perro grande y poderoso. Los machos pueden llegar a medir hasta 31 pulgadas (79 cm) de altura en el hombro y pesar hasta 110 libras (50 kg), mientras que las hembras son ligeramente más pequeñas, de alrededor de 28 pulgadas (71 cm) de altura y un peso de 90 libras (41 kg) en promedio.

El deerhound tiene un cuerpo musculoso y atlético con una cabeza larga y estrecha y un hocico afilado. Sus orejas son pequeñas y están dobladas hacia atrás, y sus ojos oscuros son grandes e intensos.

La raza tiene un pelaje grueso y áspero que puede ser de varios colores, incluyendo gris, negro, azul y leonado. Algunos perros tienen manchas blancas o plateadas en el pecho, los pies o el hocico.

Temperamento del lebrel escocés

A pesar de su tamaño y apariencia imponente, el lebrel escocés es un perro gentil y amable. Son conocidos por ser muy afectuosos con sus dueños y les encanta pasar tiempo con ellos. Son enérgicos y juguetones, por lo que necesitan mucho espacio para correr y jugar.

El deerhound también tiene un fuerte instinto de caza, por lo que es importante socializarlos desde una edad temprana para que aprendan a comportarse adecuadamente en presencia de otros animales.

En general, el lebrel escocés es una raza inteligente, leal y protectora que hace un excelente compañero para aquellos que tienen el espacio y el tiempo para cuidarlos adecuadamente. Aunque son grandes, tienden a ser tranquilos en el hogar y no son conocidos por ser destructivos.

Cuidado y mantenimiento del lebrel escocés

El lebrel escocés tiene un pelaje grueso y áspero que requiere cepillado regular para mantenerlo en buen estado. También necesitan ejercicio diario para mantenerse en forma y saludables, así como un lugar seguro y cómodo para dormir y descansar.

Es importante asegurarse de que el lebrel escocés tenga suficiente espacio para moverse y jugar al aire libre, por lo que esta raza no es adecuada para aquellos que viven en espacios pequeños como apartamentos o condominios.

Además, el deerhound requiere una dieta saludable y equilibrada para mantener su peso y salud en óptimas condiciones. Los dueños deben asegurarse de proporcionar a sus perros una dieta de alta calidad y evitar dar alimentos con alto contenido de grasas y azúcares.

Enfermedades comunes del lebrel escocés

Al igual que con cualquier raza, el lebrel escocés es susceptible a ciertas enfermedades y afecciones. Alguns de las enfermedades más comunes en esta raza incluyen:

  • Atrofia progresiva de la retina (APR)
  • Dilatación gástrica volvulus (torsión gástrica)
  • Cáncer
  • Displasia de caderas
  • Enfermedad de von Willebrand

Es importante que los dueños del lebrel escocés estén al tanto de estas y otras enfermedades comunes en la raza y trabajen en estrecha colaboración con su veterinario para detectar y tratar cualquier problema de salud potencial temprano.

Nota final

El lebrel escocés es una raza de perro impresionante y noble que es leal, protector y afectuoso con su familia. Aunque no es una raza muy conocida fuera de Escocia, el deerhound puede ser un compañero maravilloso para aquellos que tienen el espacio, el tiempo y los recursos para cuidar adecuadamente de ellos. Con una dieta saludable, ejercicio adecuado y atención veterinaria regular, el lebrel escocés puede vivir una vida larga y feliz como mascota de la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *