Aprende a interpretar las señales de calma y el lenguaje de tu perro con esta guía completa

¿Alguna vez te has preguntado cómo es que los perros se comunican con nosotros y con otros de su propia especie? El lenguaje de los perros puede ser difícil de entender para los humanos, pero con esta guía completa, podrás conocer más sobre las señales de calma que envían los perros y cómo interpretarlas adecuadamente.

¿Qué son las señales de calma?

Las señales de calma son formas de comunicación no verbal que los perros emplean para evitar conflictos y reducir la tensión durante los encuentros sociales. Estas señales son muy sutiles, y pueden ser pasadas por alto por los humanos y hasta por otros perros que no estén acostumbrados a observar y entender el lenguaje canino.

Algunas de las señales de calma más comunes son:

  • Bostezar
  • Lamerse el hocico
  • Desviar la mirada
  • Mover lentamente la cola
  • Agacharse o acostarse en el suelo

Estas señales no siempre indican que el perro está tranquilo o relajado. Por ejemplo, un bostezo excesivo puede ser una señal de estrés o incomodidad en algunas situaciones.

¿Los perros disfrutan de los besos?

¿Por qué es importante entender las señales de calma?

Comprender el lenguaje de los perros y las señales de calma es importante no sólo para evitar conflictos entre perros, sino también para mantener a los humanos a salvo. Cuando los perros se sienten amenazados o incómodos, pueden mostrar agresividad y morder o atacar. Por eso, es esencial para los dueños de perros y cualquier persona que trabaje con perros (como los adiestradores caninos o los veterinarios) reconocer las señales de calma para detectar cuando un perro se siente estresado y así poder evitar situaciones potencialmente peligrosas.

Interpretando el lenguaje corporal de los perros

El lenguaje de los perros no se limita sólo a las señales de calma. Los perros también usan otras técnicas para comunicarse con otros perros y con los humanos. A continuación, te presentamos algunos de los comportamientos más comunes:

  • Cola: Cuando los perros mueven la cola, no siempre significa que estén contentos. En algunos casos, una cola entre las patas puede indicar miedo o sumisión. Una cola erecta y rígida puede ser una señal de alerta y agresividad.
  • Audición: Los perros tienen una audición muy aguda, por lo que muchas veces girarán la cabeza hacia la dirección de un sonido. Si un perro gira la cabeza hacia un lado, puede ser una señal de que está tratando de evitar el contacto visual o de que se siente incómodo.
  • Postura corporal: La posición del cuerpo de un perro puede dar pistas sobre su estado emocional. Un perro erguido es una señal de confianza y dominancia, mientras que un perro encorvado puede indicar miedo o sumisión.
  • Ladrido: Los ladridos pueden significar muchas cosas diferentes, desde una llamada de atención hasta un anuncio de alerta o peligro. Un ladrido agudo y constante puede ser una señal de que el perro está enojado o ansioso.

Cómo interpretar las señales de calma

Las señales de calma son señales muy sutiles que los perros usan para mostrar que se sienten incómodos o amenazados, y que desean reducir la tensión social. Al interpretar estas señales, es importante prestar atención a todo el cuerpo del perro, y no sólo a un comportamiento en particular.

Por ejemplo, si un perro bosteza, pero a la vez mantiene su cuerpo rígido y tenso, esto puede indicar que el perro se siente amenazado. Si un perro luce relajado y suelto mientras lame su hocico, esto puede ser una señal de que está tratando de evitar el contacto visual, o de que se siente incómodo con la situación.

Además, es importante entender que el lenguaje de los perros y las señales de calma pueden variar dependiendo de la raza, la edad y la personalidad del perro. Algunos perros pueden ser más expresivos que otros, mientras que otros pueden ser más reservados y discretos en su lenguaje corporal.

Cómo usar las señales de calma en el entrenamiento de los perros

Las señales de calma también pueden ser utilizadas en el entrenamiento de los perros para reducir la tensión y la ansiedad. Al usar estas señales, el dueño del perro (o el adiestrador canino) puede reducir la tensión durante el entrenamiento y evitar el estrés en el perro.

Por ejemplo, si un perro está ansioso o asustado en un ambiente nuevo, el dueño puede emplear señales de calma (como acariciar al perro suavemente o hablar en un tono calmado y suave) para ayudar al perro a sentirse más cómodo y seguro. Además, el dueño también puede usar estas señales para comunicarse con el perro durante el entrenamiento, premiando al perro cuando responde adecuadamente a una señal y reconociendo cuando el perro se siente incómodo o angustiado.

Errores comunes al interpretar las señales de los perros

A pesar de que el lenguaje de los perros puede parecer sencillo en ocasiones, también puede ser muy complejo. Muchas veces, los humanos pueden malinterpretar las señales de los perros o pasar por alto señales importantes que indican que un perro se siente incómodo o estresado.

Uno de los errores comunes es interpretar una cola moviéndose como una señal de un perro amigable. Aunque esto puede ser cierto en algunos casos, no siempre es así. Una cola rígida o erguida puede ser una señal de agresión, mientras que una cola entre las patas puede indicar miedo o sumisión. Además, la velocidad y la amplitud de la cola pueden indicar diferentes estados de ánimo, desde la excitación hasta la ansiedad.

Otro error común es tratar de forzar la interacción con un perro que no se siente cómodo. Cuando un perro muestra señales de calma, es importante respetar su espacio y dejarlo tranquilo. Forzar la interacción con un perro puede aumentar su ansiedad y miedo, y llevar a una situación peligrosa.

En lugar de ello, es importante permitir al perro acercarse y establecer contacto en su propio tiempo y ritmo. Al hacerlo, el perro se sentirá más cómodo y seguro, y estará más dispuesto a interactuar y aprender.

Nota final

El lenguaje de los perros y las señales de calma son importantes herramientas para cualquier persona que trabaja con perros, o que simplemente quiere entender mejor a su mascota. Al prestar atención a las señales de calma de los perros, se puede mantener a los humanos y a los perros a salvo, reducir la tensión social y mejorar la experiencia de interacción entre los humanos y los perros.

Aunque puede parecer desafiante al principio, con práctica y paciencia, puedes llegar a entender mejor la comunicación no verbal de los perros y establecer una relación más cercana y segura con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *