Consejos prácticos para cuidar a tu perro con pérdida de audición

Los perros sordos requieren un cuidado especial ya que su discapacidad los hace más propensos a determinados riesgos y dificultades en su día a día. En este artículo, te ofrecemos algunos consejos para que puedas cuidar a un perro sordo de la manera más adecuada posible.

1. Asegura un entorno seguro

Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que el entorno en el que se mueve el perro es seguro. Esto incluye cerrar bien las puertas y las ventanas, para evitar que el perro se escape y se pierda. Es importante también eliminar los objetos peligrosos que puedan ser una amenaza para su seguridad. Si tu perro es un cachorro, quizá debas cercar la zona en la que juega y supervisar sus movimientos.

2. Comunicación a través del lenguaje corporal

La comunicación con un perro sordo es diferente a la comunicación con uno que puede oír. En lugar de utilizar comandos de voz, deberás utilizar el lenguaje corporal. Los perros sordos son especialmente sensibles a los movimientos de la cabeza y del cuerpo, por lo que las señales físicas y los gestos son fundamentales. Los primeros días puedes ponerle una correa y guiarlo con ligeros tirones para que se acostumbre a seguirte. Esto reforzará el vínculo entre el perro y tú, y le ayudará a aprender las señales.

3. Utiliza señales visuales

Al igual que los humanos, los perros pueden aprender a través de la asociación, por lo que es recomendable que utilices señales visuales para ayudarle a entender lo que esperas de él. Por ejemplo, si le enseñas una señal manual para que se siente, puedes utilizar esa señal cada vez que quieras que adopte esa postura. Es importante que las señales sean claras y consistentes.

4. Estimula los otros sentidos

Para compensar la falta de audición del perro, es necesario estimular sus otros sentidos. Por ejemplo, puedes utilizar juguetes que emitan sonidos, de forma que pueda interactuar con ellos. Del mismo modo, si vas a darle una orden, puedes acompañarla con un toque suave en el lomo para que sienta la vibración.

5. Entrena a tu perro sordo con paciencia

Además de ser necesario que tengas paciencia con tu perro, también es importante que sigas un proceso de entrenamiento específico. Es imprescindible que el perro aprenda señales básicas como «sentarse», «echarse» o «quedarse». Si vas a un entrenador profesional, asegúrate de que tenga experiencia con perros sordos, ya que el proceso de entrenamiento es diferente y puede llevar más tiempo.

6. Mantén el bienestar físico y emocional de tu perro sordo

Para que tu perro sordo tenga una vida plena es importante que mantengas su bienestar físico y emocional. Asegúrate de llevarlo al veterinario con regularidad, para detectar cualquier problema de salud a tiempo. También es necesario que le proporciones una dieta adecuada y le des suficiente ejercicio y actividad para que se mantenga en forma. Del mismo modo, asegúrate de que tiene suficiente estímulos mentales.

7. Socialización y estimulación

La socialización es importante en cualquier perro, pero en los perros sordos puede serlo aún más. Es importante que lo expongas a diferentes estímulos y situaciones para que se acostumbre a ellos. Pasearlo por la ciudad, llevarlo al parque o a lugares con otros perros permitirán que se relacione con otros compañeros caninos o humanos. socializar con otros perros y humanos no sólo promueve un comportamiento saludable, sino que también le brinda oportunidades para entrenar sus otros sentidos.

8. Nada de sobresaltos

Es importante evitar los sobresaltos en la medida de lo posible. Los perros sordos son especialmente vulnerables a los ruidos fuertes e inesperados, que pueden asustarlos y generarles ansiedad. Para evitar estas situaciones, es necesario evitar hacer ruidos bruscos, así como proteger al perro de aquellos sonidos que puedan incomodarles o causarles miedo.

9. Considera adquirir un collar con vibración

Los collares con vibración son una excelente opción para los perros sordos, ya que emiten una vibración que les avisa para que se acerquen a ti o para que hagan caso a una orden. Si optas por esta opción, es importante que elijas un collar adecuado al tamaño y la raza de tu perro, y que lo utilices con moderación.

10. No lo tengas encerrado

Por último, es importante no tener encerrado al perro sordo durante largos periodos de tiempo. Este tipo de perros necesitan estar activos, por lo que es importante que puedan moverse libremente por casa y contar con el espacio necesario para hacer ejercicio. Además, un perro sordo que está encerrado durante varias horas seguidas puede sufrir ansiedad y estrés.

un perro sordo puede ser un compañero fiel y afectuoso si se le cuida adecuadamente. La clave es aprender a comunicarse con él de forma eficiente y a proporcionarle los estímulos que necesita para mantenerse feliz y saludable. Con un poco de paciencia y dedicación, podrás disfrutar de muchos momentos inolvidables junto a tu mejor amigo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *