¿Por qué los perros se sientan sobre los pies de sus dueños?

Si tienes un perro seguro que en más de una ocasión has experimentado esta situación: estás sentado en el sofá y tu perro se acerca y se sienta encima de tus pies. Puede parecer una simple coincidencia o una forma de demostrarte cariño, pero lo cierto es que hay muchas razones por las que los perros se sientan en los pies de sus dueños. En este artículo vamos a hablar sobre algunas de estas razones y qué podemos hacer para evitar que nuestro perro lo haga si nos resulta incómodo.

Refugio y protección

Una de las posibles causas por las que los perros se sientan en los pies de sus dueños es porque buscan refugio y protección. Para los perros, sus dueños son la figura de autoridad y seguridad en su vida, por lo que pueden sentirse más seguros estando cerca de ellos y sintiendo su presencia.

Si este es el motivo por el que tu perro se sienta en tus pies, lo que puedes hacer es proporcionarle un lugar seguro en el que pueda sentirse cómodo y protegido, como una cama o caja para perros. De esta forma, se sentirá más tranquilo sabiendo que tiene su propio espacio para descansar y sentirse a salvo.

Falta de atención

Otra razón por la que los perros pueden sentir la necesidad de sentarse en los pies de sus dueños es porque no están recibiendo la atención que necesitan. Si nuestro perro quiere llamar nuestra atención y no le prestamos suficiente en momentos determinados, su forma de expresarlo puede ser acudiendo a nuestros pies y solicitar caricias.

En este caso, lo que podemos hacer es dedicarle más tiempo de calidad a nuestro perro, asegurándonos de que disfruta de paseos diarios y juegos y que recibe la atención y cuidados necesarios.

Comodidad y calor

Otra posible razón por la que los perros se sientan en nuestros pies es por simple comodidad. Es muy probable que si estás sentado en el sofá, tus pies estén calentando un lugar y para nuestro perro esto puede resultar muy acogedor. Además, si nuestros pies están cubiertos con una manta o con alguna prenda de abrigo, es probable que nuestro perro busque calentarse también.

En este caso, si no nos molesta que nuestro perro se siente en nuestros pies, no hay ningún problema. Sin embargo, si nos resulta incómodo podemos ofrecerle otro lugar cómodo para que descanse, como una cama de perro con una manta. Así nuestro perro se sentirá igual de cómodo y protegido sin necesidad de sentarse en nuestros pies.

Ansiedad

La ansiedad también puede ser una causa del comportamiento de nuestro perro. Si nuestro perro se sienta en nuestros pies cuando nos sentimos ansiosos, nerviosos o estresados, puede ser su forma de tranquilizarnos a nosotros pero también a él mismo.

Si este es el caso, es importante trabajar en nuestra propia ansiedad y enseñar a nuestro perro otras formas de calmarse, como con ejercicios de respiración o con paseos tranquilos y relajados. También podemos ofrecerle un juguete para morder o una actividad que lo distraiga para que pueda calmarse de forma natural.

Territorialidad

Por último, otra posible causa de que nuestro perro se siente en nuestros pies puede ser la necesidad de marcar su territorio. En la naturaleza, los perros marcan su territorio orinando y dejando rastros de su olor, pero en nuestra casa, pueden hacerlo de otras formas, como sentándose en lugares estratégicos para demostrar que ese es su espacio.

Si este es el caso, lo que podemos hacer es enseñar a nuestro perro cuáles son sus lugares para descansar y demostrarle que tiene su propio espacio en la casa. Con paciencia y constancia, nuestro perro aprenderá a respetar estas normas y a entender cuáles son sus propias zonas de confort.

Nota final

Como has podido comprobar, hay varias razones por las que los perros se sientan en los pies de sus dueños, y conocerlas puede ayudarnos a entender mejor a nuestro perro y saber qué podemos hacer para mejorar su comportamiento. Si bien no siempre es un comportamiento que nos moleste, en caso de que así sea lo importante es ofrecer a nuestro perro alternativas cómodas y seguras para que se sienta bien y nosotros también.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *