Razones por las que tu gato te amasa y lo que significa

Seguramente, has experimentado alguna vez el momento en el que tu gato comienza a amasar tu cuerpo con sus patas. Esta acción muy típica de los felinos puede tener diferentes significados. Si quieres descubrir por qué tu gato lo hace, quédate leyendo este artículo en el que te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre este comportamiento felino.

Qué es el amasamiento o masaje felino

El amasamiento es un comportamiento habitual de los gatos que consiste en mover las patas delanteras de manera rítmica y repetitiva. Este movimiento suele estar acompañado de ronroneos y puede ser dirigido hacia diferentes superficies, incluido nuestro cuerpo.

Aunque la razón principal de este comportamiento no es del todo clara, se cree que puede estar relacionada con la etapa de lactancia. Los gatitos amasan las tetas de su madre para estimular la producción de leche. De esta manera, el amasamiento también puede estar relacionado con un comportamiento de regresión.

10 fascinantes curiosidades que no sabías sobre los pitbulls

¿Por qué los gatos amasan?

Hay diferentes motivos por los cuales un gato puede amasar. En algunos casos, puede ser una forma de demostrar afecto hacia su dueño. De hecho, en la mayoría de las ocasiones, el amasamiento se realiza sobre alguna parte del cuerpo de su dueño, tras una caricia o después de haber recibido una ración de cariño y mimos.

Pero además del afecto, el amasamiento puede ser una forma de marcar territorio. Los gatos poseen unas glándulas situadas en las almohadillas de sus patas que segregan feromonas. Al amasar, los felinos pueden estar dejando su aroma en su lugar favorito, incluido tu cuerpo.

Otro de los motivos por el que el felino puede amasar es como mecanismo de relajación. Como ya hemos mencionado, el amasamiento está unido con los ronroneos de los gatos, que se producen cuando estos están relajados y felices.

¿Existen diferencias entre machos y hembras?

No se ha demostrado una evidencia clara de que existan diferencias entre el comportamiento de amasamiento de machos y hembras. Lo que si se ha demostrado es que los gatos castrados tienden a amasar menos que los no castrados.

Además, existen diferencias de comportamiento en aquellos gatos que tienen contacto con otros animales, en este caso, perros. Los gatos que viven en hogares con perros también suelen amasar más frecuentemente a las personas con las que conviven. Esto no ocurre en gatos que viven en hogares sin perros, ya que al no tener contacto cercano con estos, no sienten la necesidad de marcar a su dueño como una propiedad más.

¿Cómo puedo evitar que mi gato me amase?

Mantener alejado al gato, retirar la zona de contacto o simplemente ignorarlo no es una buena alternativa. El amasamiento es un comportamiento propio del gato que no suele molestar a sus dueños.

Sin embargo, si el amasamiento se vuelve demasiado intenso y comienza a causarnos heridas, podemos recurrir a diferentes opciones. Una de ellas es proporcionarle un objeto que pueda amasar, como un cojín o peluche, manteniéndolo alejado de nosotros y evitando así las heridas.

También podemos proporcionarles juguetes con los que puedan jugar y liberar tensión. Si el amasamiento es demasiado intenso, puede estar relacionado con ansiedad o estrés. Pasar tiempo jugando con nuestro gato, proporcionándole un rascador o juguetes interactivos, puede ayudar a reducir su nivel de estrés y, en consecuencia, reducir la intensidad del amasamiento.

Nota final

El amasamiento es un comportamiento felino que, aunque puede variar entre los diferentes gatos, suele estar relacionado con la demostración de afecto, la marca de territorio o como mecanismo de relajación. No existe una razón concreta por la que los gatos amasan, pero es un comportamiento habitual entre ellos.

Como dueños de los gatos, es importante entender las razones de su comportamiento y proporcionarles las herramientas necesarias para que puedan liberar energía y reducir situaciones de estrés que puedan producirse. Si tu gato no te ha amasado nunca, no te preocupes, ¡quizás todavía no ha encontrado la necesidad de hacerlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *